Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Vacuna contra el COVID-19 podría salir del laboratorio casero de un biohacker

30 junio, 2020

Josiah Zanyer es un biohacker que busca una cura contra el COVID-19, y que ha prometido compartirla para que cualquiera pueda curarse, ¿es este el siguiente paso de la ciencia o del fin de esta pandemia?

El biohackeo, o biología do-it-yourself (DYI o hágalo usted mismo), es un término referente a personas que realizan experimentos simples fuera de los laboratorios universitarios y empresas. Pero algunos biohackers han ido un paso más allá, inyectándose o tragando varios tipos de tratamientos de terapia génica casera. Josiah Zanyer es considerado como uno de los biohackers más importantes del mundo, y en medio de esta pandemia, parece que no piensa quedarse atrás en la búsqueda de una cura contra el COVID-9.

Mientra tanto, el programa estadounidense Operation Warp Speed tiene como objetivo encontrar una vacuna a principios del 2021. Por el momento, hay más de 125 vacunas potenciales contra coronavirus. Todas ellas están siendo sometidas a pruebas, 20 de éstas en humanos, de acuerdo con Bloomberg. Pero para Zanyer, quien antes trabajaba para la NASA, esperar una vacuna para el año siguiente es demasiado tiempo. 

La carrera para desarrollar una vacuna contra el coronavirus apremia: ¿quiénes serán los primeros en encontrarla?, ¿un grupo de investigadores que se guían bajo las leyes médicas, o aquel que las ha desafiado todas?

El insólito trabajo del biohacker Zayner

El ex científico de la NASA se ha hecho famoso en redes sociales. Actualmente sube vídeos a YouTube para enseñar a aquellos que estén suscritos cómo biohackear y presionar a las autoridades, mediante el uso de hashtags como como #RightToTry (derecho a intentar), #RightToLive (derecho a vivir) y #BodyAutonomy (autonomía del cuerpo). Además, se gana la vida vendiendo suministros de ingeniería genética a otros biohackers. Zayner es una figura publica polémica. En mayo de 2019, la junta médica de California junto con otras dependencias lo estaban investigando por practicar medicina sin licencia. De acuerdo con un artículo en Bloomberg, la investigación finalmente se abandonó.

Esta queja no le impidió ver una oportunidad luego de que un grupo de investigadores de instituciones como la Universidad de Harvard publicaron un documento que demuestra cómo una vacuna de ADN parece desencadenar la inmunidad protectora contra la COVID-19. “Dijeron específicamente lo que usaron, lo cual es realmente fácil de recrear. Funciona en monos, probémoslo en humanos”, dijo Zayner. Junto a su equipo de biohackers no solo pretenden recrear este experimento, también transmitirán todo el proceso para mostrarle a otros la facilidad con la que se pueden reproducir dichos hallazgos científicos. 

¿De verdad es tan sencillo? De hecho lo es, la tecnología ha avanzado tanto que reestructurar el código genético es tan sencillo como reestructurar el código de una computadora. De hecho, varios partidarios de Zayner han argumentado que este tipo de proyectos deberían de estar abiertos a cualquier persona que no pueda pagar por los altos precios en medicamentos o en tratamientos. Esta última idea preocupa a muchos otros, como por ejemplo al bioético Hank Greely de la Universidad de Stanford, citado por Bloomberg. “Incluso si lo hace bien, las personas que lo copian mal podrían resultar heridas, ¿y para qué? Además no se ha probado que los experimentos no controlados, conlleven a resultados más rápidos a comparación con el trabajo científico”.

¿Y quién controla las vacunas?

En COVID-19, la proteína que tiene forma de corona es la que hace que el virus entre en acción con nuestro cuerpo. Los investigadores que están desarrollando vacunas que modifican esta proteína en particular. La buena noticia está en que después de haber sido probada en 35 monos, estos desarrollaron anticuerpos contra el virus. Incluso hay una versión de la vacuna que parece ser capaz de defenderse del coronavirus

El paso a seguir para este grupo de investigadores está en probar esta vacuna en un pequeño grupo de personas, para probar su seguridad así como para confirmar si realmente estimula el sistema inmunológico. Zayner y sus colaboradores se han ofrecido como voluntarios para esta tarea. Con la ayuda de una compañía que sintetiza el ADN, Zayner pudo reordenar la secuencia de proteína del COVID-19. 

Josiah Zayner ha dicho que el objetivo tras el Proyecto McAfee, como lo ha llamado en honor al creador del famoso anti virus para sistemas de cómputo Norton, es demostrar que las personas pueden realizar varios de los experimentos científicos en casa si se sigue paso a paso la metodología correspondiente. De hecho, el biohacker ha creado un curso en línea llamado Do-It-Yourself: From Scientific Paper to Covid-19 DNA Vaccine para que sus espectadores puedan seguir su trabajo. “Quiero que la gente aprenda algo de esto. Quiero que la gente descubra que los ensayos clínicos no son la caja negra de la ciencia”.

*Con información de Bloomberg

TE PUEDE INTERESAR:

¿Necesito un oxímetro de pulso para contrarrestar el COVID-19?

La historia de cómo, hace 4,000 años, un rey asirio aplanó la curva de una pandemia


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

30 junio, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Una auditoría reveló que Facebook no combate la discriminación en su plataforma

Hacer las cosas igual que antes llevará tus ventas a la ruina

Adivina qué: en el confinamiento aumentas más de peso que en la oficina

Lo que nos faltaba: el diseño urbano de la CDMX incrementa los contagios de COVID-19